Tradición Original (III) Necesidad

Hay un dicho sufí que dice: indigente, incrementa tu necesidad.
Un buscador tiene necesidad y esa misma necesidad es la que lo mueve y estimula..
No me refiero solo a aquellos que legítimamente buscan recompensas emocionales, teorías con las que excitar la mente, experiencias que lo alejen de la monotonía y el aburrimiento de lo cotidiano, que le ofrezcan la oportunidad de sentirse diferente y exclusivo o de encontrar modos de dar salida a la vanidad o a cualquier otra clase de pulsión o conflicto. Todo esto puede estar presente -y de hecho lo está- en un buscador, pero lo que lo caracteriza es precisamente esa necesidad. También los buscadores han seguido más o menos los mismos pasos y conocen lugares comunes en los que poderse reconocer: meditación, yoga u otras disciplinas orientales, estudios esotéricos, prácticas psicofísicas, exploración de estados alterados de conciencia, rituales de todo tipo, energías, entidades incorpóreas, energías sutiles…
Muchas personas se sienten cómodas y felices como buscadores y para ellos eso es suficiente. Sienten que avanzan, que son mejores o que saben más cosas que los demás, incluso muchos, después de un tiempo, ejercen de precursores y guías de otros buscadores novatos. Algunos profundizan y se hacen expertos en determinadas disciplinas que les son valiosas y gratificantes y otros, en cambio, prefieren experimentar y estudiar varias distintas. Pero a pesar de ser muchas de estas prácticas y estudios de gran valor y sumamente interesantes, un cierto tipo de buscador sigue buscando.
Posiblemente no sepa definir el objeto de su búsqueda pero sin embargo sí se da cuenta de lo que no le satisface, sabe que no ha sido llenado, constata que una y otra vez su necesidad sigue presente, activa, a pesar de que ciertas prácticas hayan momentáneamente mitigado esa necesidad. Pero tiene hambre y sed reales. Por tanto solo termina su búsqueda cuando lo real aparece.
A alguien con hambre no se le sacia solo con las fotos de los platos de un restaurante. Necesita comer: necesita ingerir alimento.
Y entonces, solo a partir de la verdadera necesidad de lo real puede aparecer la llamada y ser iniciado en la Vía.

Anuncios

Un comentario sobre “Tradición Original (III) Necesidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s