ARCA

 

Cuenta el relato bíblico que Noé construyó un arca por orden de Dios por mor del diluvio que se avecinaba en castigo por las maldades del ser humano. Noé, obediente, guardó en su arca, también por orden divina, a un macho y una hembra de toda especie animal y vegetal. Tal diluvio devastó y borró el recuerdo del mundo conocido hasta entonces. Se salvaron el propio Noé, su familia, y los animales y plantas que en el arca se preservaron. De ellos, nacieron las siguientes generaciones tanto de gentes, animales y plantas. El arca conservó exclusivamente lo que se debía conservar y, lo demás, quedó eliminado pues ya carecía de ninguna utilidad. Aquel arca fue Egipto.

Después llegó Babel, la dispersión y la confusión de lenguas, pero el conocimiento quedó a salvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s