REALIDAD Y FANTASÍA

Mientras no se pueda distinguir entre el autoengaño y la realidad, nada real os podrá enseñar un derviche. Aquellos cuyo alimento es el autoengaño y la fantasía, solo con engaño y fantasía pueden ser alimentados. (Extracto de un cuento sufí  tomado del libro El Monasterio mágico de Idries Shah) Anuncios