HELICÓPTEROS, TANQUES Y OTROS BULOS

HELICÓPTEROS, TANQUES Y OTROS BULOS

He recibido un link para viese un vídeo sobre misterios egipcios. Aunque parezca mentira el documental pone énfasis en el “misterio” del tanque, el helicóptero y el submarino que se “ven” en el templo de Abydos. A pesar de que está demostrado hasta la saciedad que son solo jeroglíficos superpuestos, el conspicuo presentador del programa lo muestra como algo enigmático lleno de misterios. Ahora como antes, seguimos esperando a que se nos explique qué tipo de munición fabricaban los egipcios para sus tanques, qué clase de combustible usaban para sus helicópteros o si sus submarinos estaban provistos de sonar. Lo mismo ocurre con las “bombillas” de las criptas de Déndera que continúan también a la espera de que alguien nos diga donde las enchufaban o si funcionaban sin cables y a pilas.

Dejando al margen las bromas, me sigo preguntando el por qué de esos bulos, patentemente estúpidos, y qué objetivos se buscan con su propagación. Egipto y la cultura faraónica ha sido objeto y destino de tal cantidad de bulos y teorías que se podrían llenar con ellos un libro enorme. La lista va desde la “sala de los archivos”  del vidente Cayce- dijo que se encontraría esta sala bajo la Esfinge antes de 1998 y que en esta sala se hallaría la prueba del origen atlante de la cultura egipcia- o hasta la que predica que extraterrestres laboriosos se afanaron en construir enormes pirámides de piedra con no se sabe qué propósitos.

Da la sensación que estos bulos y fantasías, al igual que ocurre con las rígidas doctrinas de la arqueología oficial, solo tratan de alejar a la cultura egipcia de su marco de conocimiento. Hace no mucho, recibí también un supuesto texto atribuido a la diosa Sekmet; en este caso no era una manipulación, era simplemente falso; alguien sencillamente se lo había inventado y luego lo divulgó por internet mintiendo conscientemente, ¿por qué razón?

Pero la cultura egipcia no es la única víctima de estos bulos. Ahora internet es un escaparate enorme en el que mostrar las más estrafalarias teorías y las más descaradas mentiras y la pregunta sigue siendo la  misma: ¿por qué alguien pierde tiempo y dedica esfuerzos y recursos para difundir, por ejemplo, que en la Antártida han aparecido pirámides o que somos gobernados por una raza de lagartos malvados?

Pero por lo menos estas noticias falsas son, en principio, inofensivas, sin embargo durante esta crisis del coronavirus todos hemos sido víctimas de bulos y noticias falsas mucho peores ya que afectaron y afectan a un asunto que es muy serio: la salud de todos con la preocupación y el sufrimiento que llevan asociados. Y, nuevamente aparecen las preguntas: ¿que buscan conseguir esos bulos y mentiras?, ¿por qué nos quieren engañar de esa manera?, ¿qué beneficio obtienen?, ¿son los propósitos e intereses que están detrás de los lagartos dominadores del mundo los mismos que están detrás de las mentiras en torno al coronavirus aunque a otra escala?, ¿ hay una intencionalidad que no conocemos?, ¿es todo fruto de locuras individuales que solo buscan dar salida a pulsiones y fantasías internas de tipo psicótico? Este bombardeo de mentiras y manipulaciones que se acumulan en la red y que cada vez crecen más, nos invita a estar atentos y poner en valor el sentido crítico, el sentido común y el discernimiento y a contrastar la información que recibimos antes de propagarla para no ser nosotros mismos instrumentos de divulgación de estas falsedades. No es lo mismo que nos cuenten por la red que Elvis sigue vivo, que los egipcios fabricaban submarinos o que tenemos lagartos disfrazados entre nosotros a que se difundan bulos y mentiras más sofisticadas y peligrosas que alcanzan un nivel muy  alto de manipulación en temas mucho más delicados y graves.

A veces, da la sensación de que esta avalancha de noticias falsas, bulos y distorsiones de la realidad, tuvieran el objetivo de “medir” el nivel de capacidad de tolerancia a la manipulación que tenemos en la que se supone que es la sociedad más informada que ha existido hasta la fecha.

Esperemos que alguien no esté sacando provecho del dato de que una persona capaz de “tragarse” lo de los lagartos, es muy posible de que sea ya capaz de “tragarse” cualquier cosa. Nos conviene a todos permanecer sensatos a la hora de ser difusores de todo ese tipo de información que es, cuando menos cuestionable, empezando por los helicópteros egipcios o los  lagartos extraterrestres. Si somos capaces de parar esos bulos de índole menor y evitar en nuestra medida propagarlos, tal vez seamos capaces de hacer lo mismo con todo el resto de noticias falsas más preocupantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s